que hacer en salamanca en verano

¿Qué hacer en Salamanca en verano? Los mejores planes

Si estás durante los meses de verano en la ciudad salmantina, queremos darte algunas recomendaciones de planes y actividades para saber qué hacer en Salamanca en verano con tus familiares, pareja o amigos. 

Es cierto que la ciudad charra es preciosa y tiene muchos monumentos y lugares de interés para visitar. Pero además de estos planes típicos que no debes dejar de hacer, si tienes varios días para aprovechar durante los meses más calurosos, ¡nosotros te damos las mejores ideas! ¡Sigue leyendo y entérate de todo!

¿Qué hacer en Salamanca en verano?: actividades fuera de la ciudad

Visita las piscinas naturales

Para esos días con más calor del año, ¿qué mejor que ir a visitar piscinas naturales y zonas de baño fluviales? Dos piscinas naturales muy conocidas son las piscinas de Valero y Villanueva del Conde, aunque también merece la pena visitar las piscinas de San Martín del Castañar, Villasrubias, El Pipero o Garcibuey.

Y si en vez de ir a una piscina natural, prefieres una playa fluvial, te animamos a conocer la playa de El Rostro, Puente del Congosto o Huerta. Además de refrescarte, ¡disfrutarás de la naturaleza! ¿Qué más quieres? Esta es una de las opciones que te planteamos si no sabes qué hacer en Salamanca en verano. 

Haz senderismo en Béjar: ruta de las fábricas textiles

¡Te proponemos como otra de las opciones hacer una ruta de senderismo! Eso sí, para ello tienes que madrugar o enseguida empezará a subir el calor y no caminarás con las mismas ganas.

Una de las rutas más conocidas es la ruta de las fábricas textiles de Béjar. Tiene un total de 5 kilómetros y comienza en el centro de la ciudad: en la Plaza de España. Durante el recorrido, pasarás por diferentes puentes mientras ves las antiguas fábricas de textil junto al río Cuerpo de Hombre.

Lo bueno de esta ruta es que habrá tramos de sombra donde podrás andar cómodamente mientras escuchas el sonido del agua y presencias algunas de las factorías de la zona: la factoría de García y Cascón o la de Rafael Díaz. Además, durante el recorrido podrás disfrutar de fresnos y álamos preciosos. ¡Toda una maravilla de la naturaleza!

Y cuando acabes con la ruta, puedes pararte con tus acompañantes en cualquiera de los restaurantes tradicionales de Béjar. ¡Pegaros un buen festín gastronómico que os lo merecéis! ¿Ves cómo hay planes entretenidos y variados si no sabes qué hacer el Salamanca en verano?

Coge una piragua y navega por el río Tormes o el Duero

El piragüismo es otra de las actividades que te proponemos como una de las cosas que hacer en Salamanca en verano. Pero al igual que con la ruta, te aconsejamos no ir en las horas con más calor. ¡Madruga y te gustará mucho más!

Así que ya sabes. Date un paseo en piragua en algunos de los siguientes lugares: la ribera del Tormes en Huerta, el pantano de Santa Teresa en Pelayos, la playa fluvial del Rostro en Aldeadávila o la isla de Garcilaso en Alba. Todos estos sitios tienen piraguas para alquilar tanto solos como en pareja. ¡Anímate y haz algo de ejercicio mientras lo pasas en grande y disfrutas de los paisajes de tu alrededor!

Visita alguna de las bodegas de la zona

Por si no lo sabías, la cultura del vino está muy arraigada en varias zonas de Castilla y León. Algunas de estas zonas son las Arribes o la sierra de Francia, con bodegas típicas y conocidas como las bodegas de la Ribera del Duero o La Rioja.

Y si nos vamos a la provincia de Salamanca, hay bodegas tradicionales como el Cámbrico (Villanueva del Conde), La Cuarta Generación (Sotoserrano), La Zorra (Mogarraz) o la Dehesa de Ituero (El Cubo de Don Sancho).

Por tanto, si eres un auténtico amante del buen vino, visita una de estas bodegas si no sabes qué hacer en Salamanca en verano. ¡Te sorprenderán y pasarás un rato muy agradable!

¿Qué hacer en Salamanca en verano?: actividades dentro de la ciudad

Como acabamos de proponerte diferentes planes para hacer fuera de la ciudad, también te aconsejamos diferentes actividades dentro de la ciudad charra. ¡Allá vamos!

Pasea por el río o por la ciudad en bicicleta

Como hemos dicho al principio del post, aparte de estos planes que te estamos proponiendo, no debes dejar nunca de visitar los monumentos y zonas turísticas de Salamanca. Una forma más rápida y entretenida de hacerlo es en bicicleta. Aunque parezca un plan muy común, hay veces que lo más obvio es lo más práctico y divertido. ¿No te parece?

Coge la bicicleta y pasea por la orilla del río Tormes, visita la catedral nueva y vieja, la Plaza Mayor, el huerto de Calixto y Melibea, el convento de San Esteban y mucho más. Lo bueno de ir en bicicleta es que irás más deprisa y soportarás mejor el calor de la ciudad.

Sube a las torres de la Clerecía y de la Catedral por la noche

Al igual que planes por el día, también hay cosas que hacer en Salamanca en verano por la noche. Una de ellas es subir las torres de la Catedral y la Clerecía. Por si te animas a esta actividad, te dejamos aquí los horarios:

Torres de la Catedral en julio y agosto: viernes a las 21:00, 22:30 y 23:00 h; sábados a las 20:30, 21:00, 22:30 y 23:00 h. La Clerecía en julio, agosto y septiembre: viernes y sábados de 22:00 h hasta la medianoche. La última entrada a las 23:20 horas. 

Esta es una oportunidad increíble de descubrir dos de los monumentos más famosos y simbólicos de la ciudad charra y contemplar las preciosas vistas del casco histórico iluminado.

¿Te han gustado los planes que te hemos propuesto si no sabes qué hacer en Salamanca en verano? Esperamos haberte sido de ayuda. Y si vienes porque quieres estudiar aquí, visita nuestra web y podrás ver nuestra residencia de estudiantes en Salamanca. Tenemos los mejores servicios, además de una localización y precios geniales. ¡Hasta la próxima!

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *